Bonitísimas porque si

Me enamoré de estas telas adhesivas en cuánto las vi, pero la verdad es que no tenía mucha idea de para qué las quería, solo sabía que las quería, y punto. Pero lo peor vino cuando empecé a ver estas fotos por internet… y ya me acabaron de robar el corazón! ¡Es que son bonitas porque si! ¿O no?

Y las cintas de tela adhesivas tampoco tienen desperdicio… 

Espero que os hayan transportado a otro mundo como a mi, que soñar es gratis!

Nosotras tenemos la cabeza puesta en otra parte, y es que es nuestro penúltimo día antes de vacaciones… ¡Qué ganas! 😉