Crónica de la fiesta

Bueeeeno, después del fin de semana, más o menos me he recuperado de tantas emociones, y del cansancio también!! jejeje Por fin tengo las fotos “adecentadas” y me dispongo a contaros un poquito qué pasó en Cromatismes el viernes por la tarde. 


A las 17h, estaba (casi) todo preparado, evidentemente, quedaban las típicas cosas de última hora, que no sé porqué, por bien organizado que lo tengas, siempre falla algo al último momento, ¿verdad? 🙂

El pastel era una preciosidad. Es obra de una de mis locas preferidas, Sonia. Hace verdaderas maravillas con el azúcar, en serio, es increíble! No os perdáis su blog EsDeAzucar, váis a alucinar…


Y empezó a llegar la gente… 

Primero unas, luego las otras… fueron llegando amigas y blogueras y yo iba de sorpresa en sorpresa! (más o menos por orden de llegada…) Xell, Mir, Fructu, Raquel, Mariona, Sonia, Mireia Sala, Conchi, Teresa, mujer fuerte dónde las haya, Sílvia, Maria, Belén, Laura, Tana, Ruth, Anna, Jana, Isa (que me trajo una postalita repreciosa!), Marta con una amiga y luego mis amigos, familia (que no nombro, pa no aburrir, y porque no creo que lean mi blog… jejejeje). Espero no olvidarme de nadie, pero con tanto follón, la verdad es que tuve demasiado poco rato para charlar con todas!! Eso si, ellas no paravan de cotorrear, oiga!! Y no parava de oir “como te llamas?” “aaaah, pues no sé, no caigo…” “y como se llama tu blog?” “AAAAHHH SIIIIII!!!!” jajajajjajajaja y venga a hablar, y a hablar!! jajajajjaja ¡¡Me encanta!! Y muchas otras que vinieron, pero no se atrevieron a subir al piso de arriba. Que no me extraña, con tanto follón!! jajajjaja
Eché de menos a mucha gente que por unas razones o por otras no pudieron venir, pero sé que de alguna forma estaban ahí, y que vendrán otro día a compartir algun momento conmigo.
También me trajeron algún que otro regalito… y yo más que feliz!!! 🙂
(Girasoles cortesía de Mir (y las niñas!) y banderola, regalito precioso de Laura! Gracias!!)
Y entonces llegó el momento: aunque diese mucha pena de lo bonito que era, el pastel era para comérselo, así que encendimos una bengala… fue un momento mágico para mi… viendo cómo se encendía, como se iba consumiendo poco a poco viendo todos y cada uno de los destellos… era un poco como éstos tres años… Total, que con toda esta emoción, me olvidé del discursito y lo peor: del cava!!!! Madre mía!!! ¿Cómo se me pudo olvidar? Ahora tengo la nevera llena de cava…. grrrrr…. Pero bueno, finalmente corté el pastel, y a comérselo!!! Que estaba riquíiiiiissimo!!!
Hay más fotos, pero para no saturar el blog, las cuelgo en el facebook. Si queréis, pasaros por ahí, y las véis todas! 🙂
Muchas gracias a todos por todo!! Ahora, volvemos a la normalidad, y a preparar los talleres, que no me olvido!! Pero es que todo a la vez todavía no lo sé hacer… jejejejje
Un besito muy grande!!