Mi boda by Núria

Hola chic@s!!!

Volvemos a estar aquí después de este parón veraniego. ¿Qué tal os han ido las vacaciones? Yo ya hace dos meses que volví y ya casi ni me acuerdo jejeje

Para la entrada de hoy os quiero enseñar algunos de los detallitos y decoración que preparé para el día de mi boda. Me casé el 3 de junio y fue un día inolvidable y muy especial. Aunque el tiempo no nos acompañó demasiado y estuvo lloviendo lo pasamos en grande y guardamos un recuerdo precioso. La decoración la preparamos toda nosotros, como teníamos que preparar y decorar muchos rincones decidimos hacer cosas sencillas que quedasen resultonas. Tuve suerte porque mi chico estaba 100% involucrado en todo y lo fuimos preparando todo juntos. No me enrollo más y os lo enseño:

  • La boda la celebramos en una masía histórica de Cardona que nos enamoró desde el primer momento. A lo largo del camino hacia la masía pusimos señales de madera para que los invitados llegaran sin problemas. Para hacerlas cortamos nosotros mismos las maderas en forma de flecha (aunque aquí tienes unas un poco más pequeñas) y después encargamos una plantilla con el diseño. Con pintura acrílica negra y una esponja pintamos sobre la madera. Como véis el contorno de las letras no queda perfecto pero como decimos siempre las scraperas, se ha de notar que está hecho a mano 🙂
  • A la llegada a la masía pusimos un cartel con nuestros nombres, esto fue de las cosas que nos llevó más trabajo hacer. Aunque el resultado nos gustó tanto que mereció la pena. Y ahora lo tenemos decorando un rinconcito de nuestra habitación. Para hacerlo usamos maderas recicladas y las unimos haciendo un cuadro grande. Después imprimimos nuestros nombres en grande usando la misma tipografía que en el logo de la invitación de boda (puedes verla aquí), los fijamos encima del panel de madera y con muuuuucha paciencia fuimos clavando todos los clavos siguiendo el perfil. Una vez acabado esto solo quedaba pasar la lana de manera un tanto desordenada para que se viese lo máximo posible. Y voilà, este es el resultado final:
  • Al lado de la puerta de entrada pusimos una escalera de madera que teníamos olvidada por casa. La lijamos y barnizamos y su aspecto mejoró radicalmente. Le hicimos un par de estantes con maderas recicladas y encima de uno de ellos pusimos unas letras de cartón pintadas con pintura acrílica con el mensaje de HOLA y en el otro estante pusimos unas flores (aunque no se ve en la foto había flores). 
  • La ceremonia la íbamos a hacer en una zona de bosque cercana a la masía pero con el diluvio que nos cayó el día anterior no pudimos colocar la decoración. En el último momento tuvimos que hacer un cambio de planes y decidimos hacer la ceremonia delante de la masía, de esta manera nos era mucho más fácil prepararlo todo. Habíamos hecho unos 60 metros de banderolas que iban a delimitar la zona de la ceremonia colocadas entre los árboles, pero finalmente las pusieron en la fachada de la casa. Digo que las puesieron porque la preparación de todo esto se hizo la misma maána de la boda mientras a mi me peinaban y maquillaban, así que tuve que ceder la toma de decisiones al novio y algunos invitados que nos ayudaron. Esto estuvo bien porque al llegar vestida de novia fue una sorpresa ver lo bonito que había quedado todo. Para las banderolas usamos cartulina lisa en color blanco, en color rosa y en mint. Para unirlas cosimos un biés rosa y blanco. En las triángulos de color blanco estampamos el logo de la boda con un sello de 7cm que encargamos. 
  • A la entrada del pasillo de la zona de ceremonia pusimos una mesa antigua de máquina de coser y la decoramos con un marco con la foto de mi madre, a modo de recordatorio, unas flores dentro de un mason y los conos con el confetti. Y quedó así de bonito:
  • Y así quedó la zona de la ceremonia con toda la decoración en su sitio:
  • Para la sala donde hicimos la comida preparamos diferentes zonas decoradas, a la entrada de la sala colgamos unas flores. Para hacerlo usamos más madera reciclada con el que hicimos un panel alargado, le unimos unas bridas metálicas para sostener 4 masons jar con flores. Fue una decoración muy fácil de hacer pero el resultado quedó precioso. Para la decoración de las mesas usamos los mismos masons con flores variadas, algunas de ellas estilo silvestre para darle un toque más romántico y rústico. Preparar todos los potes con las flores fue un trabajo bastante largo y delicado pero la combinación no me podría gustar más. 
  • En la pared del fondo de la sala colgamos otro panel de madera reciclada con unas letras Marquee con nuestras iniciales. Alrededor del panel pusimos unos abanicos de My Mind’s Eye que le daban un toque perfecto para resaltarlo todo y darle más color. 
  • El libro de firmas lo hice con un álbum de Artemio en color craft. Decoré la tapa pegándole el mismo papel que usé para la invitación de la boda y que he ido usando en muchos otros detalles. Le hice un cosido alrededor del borde del papel y en el centro pegué los nombres grandes en madera, que son los protagonistas totales de la tapa. Los nombres nos los hicieron personalizados y son con la misma tipografía que hemos usado para el logo y otras decoraciones. En la mesa del libro de firmas pusimos un de layout donde salimos los dos que me encanta, un mason pintado con bolis de colores, un cuenco en forma de corazón con washi tapes y una máquina de escribir turquesa. Quedó un rinconcito muy mono y totalmente handmade!
  • Uno de los regalos de mis hermanos (a parte de una cámara de fotos nueva que me encanta) fue cerveza artesana. Para no servir las botellas de cristal ‘al desnudo’ les hicimos unas etiquetas con papel adhesivo, encima estampamos el sello con el logo de la boda y con la Big Shot recortamos con un troquel de redonda grande. En el cuello de la botella colgamos una etiqueta que troquelamos con un troquel jumbo y estampamos el tipo de cerveza y el nombre de las artesanos cerveceros jejejeje 
  • A la hora de comer el pastel dejó de llover y salió un ratito el sol. Así que aprovechamos para salir al jardín y comer allí la tarta, que quedó espectacular y además estaba taaaaan rica. He de reconocer que el transporte hasta Cardona fue bastante complicado y algo accidentado pero al final no se notaba nada. La tarta era tipo nude y estaba decorada con flores naturales. Encima tenía un topper personalizado de matecrilato blanco con nuestros nombres que quedaba perfecto con la tarta. 
  • Como detalle para los invitados hicimos unos portavelas con madera reciclada (como, no!). Algunos los pintamos color rosa y otros mint y encima estampamos el logo de la boda. 
  • El photocall lo preparamos con un montón de papeles de scrap que fuimos pegando entre si a modo de collage. Delante dejamos la cámara de fotos con un trípode para que la gente se fuera haciendo todas las fotos que quisiera. A todo el mundo le encantó la idea y se lo pasaron en grande haciéndose fotos divertidísimas. 
  • Y para acabar os dejo unas fotitos nuestras 🙂

Esto es todo, espero que os haya gustado! Nosotros estamos muy contentos con la boda que celebramos porque la hicimos a nuestra medida y totalmente personalizada. En algunos momentos fue estresante pero creo que mereció la pena todo el esfuerzo.

Muchos besos

Núria